Tres días con el iPhone 6 Plus: No corras a comprarlo

iPhone6-Press-01-578-80Hace un poco más de una semana me desperté a las tres de la madrugada (medianoche en Cupertino) para reservar un iPhone 6 Plus tan pronto fuera posible. Debido a la cantidad de gente que buscaba hacer lo mismo, los servidores estaban saturados y no pude conseguirlo sino hasta las 3:30am, cuando, por medio de la aplicación Apple Store en mi iPhone antiguo, me fue posible reservar el nuevo modelo.

Tengo varias razones para justificar mi compra del iPhone 6 más grande, entre ellas, la necesidad de leer con comodidad. Soy estudiante universitario y tengo que leer muchos libros. Prefiero adquirir ebooks a libros de papel, porque suelen ser más baratos y es más fácil viajar con las lecturas asignadas sin llevar cajas a cuestas. De igual manera, prefiero tener un solo dispositivo de comunicación y lectura, al contrario de tener un teléfono y un Tablet, además de una laptop.

Sin ir más allá con mis razones personales, hay que mencionar la opción más valiosa de los nuevos iPhone: Apple Pay. La comodidad que brinda no tener que llevar una billetera encima y la seguridad de usar un número único con cada compra son muy grandes. Con esto no quiero decir que Apple Pay sea la solución definitiva a los problemas actuales al transmitir pagos, pero es un gran paso adelante que abre muchas posibilidades.

Llevo ya tres días con el iPhone 6 Plus y me parece un dispositivo maravilloso. La pantalla es de excelente calidad, brillante y nítida, parece tener un procesador por demás apropiado para lo que hace, porque el funcionamiento es muy fluido. El diseño es bastante cómodo y atractivo, y por sobre todo, se siente como un aparato de construcción firme que podrá tranquilamente con el uso diario requerido de un teléfono.

Entonces, si todo es tan bueno y positivo, ¿por qué recomiendo no correr a adquirirlo? Pues también hay varias razones. La principal tiene que ver con Apple Pay, la mejor opción de los nuevos iPhone. El servicio todavía no está disponible, y cuando ya empiece a funcionar, en octubre, podrá usarse solo en Estados Unidos y solo con algunas tiendas específicas.

Aparte de ese problema, hay un inconveniente muy grande con el cambio de tamaño de pantalla y las aplicaciones actuales. Mucho del software que uso en iOS todavía no está optimizado para las 5,5 pulgadas. Muchas aplicaciones se ven borrosas, no tienen función de uso cuando el móvil se gira en posición horizontal, y en algunos casos, hasta incluyen bugs muy grandes que las bloquea (supongo que este es un problema que tiene que ver más con iOS 8 y los nuevos teclados que con los iPhone 6 – pero lo mismo no me sucede en el iPhone 5).

Hasta que Apple Pay esté disponible y los bugs de la nueva plataforma (teléfono y sistema operativo) hayan sido solucionados, no veo ninguna razón para invertir la cantidad de dinero requerida para comprar un iPhone 6. Por lo tanto, si tienes un teléfono un poco más antiguo (fabricado en los últimos 3 o 4 años), no tienes nada que envidiar de los usuarios de los nuevos iPhone y puedes esperar un poco para adquirirlos.

Leave a Reply